martes, 30 de noviembre de 2010

Cuentos a dúo

Adelanto del libro virtual de ambas autoras

HostelPsic

Todavía no entendía bien lo que estaba sucediendo. Yo me encontraba encerrada en mi cabeza, presa de mis impulsos y por sobre todas las cosas absorta en este dilema del corazón. Para poder deschabarte primero tengo que saber cuáles van a ser tus próximos movimientos. Inconclusos pensamientos se van acercando hacia el cabo final, que es lo que yo llamo, un discurso para finiquitar esta relación aunque nunca la sentiste o existió. Necesito que me liberes, quiero volver a mi mundo, quiero poder ser libre otra vez, transformame en lo que quiera cuando quiera. Ser un marinero a la mañana, una sirenita al mediodía o un muñequito parlanchín. Pero no me dejas, me retenes y esto así no da para más.
Por ende, te empecé a imaginar de una manera desorbitante. A mi me gustaba ella, pero ese simple pensamiento no me permitía pensar con claridad. La primera vez que la vi me sorprendí por el brillo de sus dientes blancos. Era tan, pero tan abismal su manera de sonreir que te dejaba boquiabierto cada vez que se alegraba. Así que yo me dije:¨La quiero, sobre todo cuando me da la pastilla azul¨

Persecuciones e hipnotismos de un recuerdo
Huelo fuego y madera veo el néctar de las cenizas
Nada más amargo que la pasión reprimida
Cuando el amor no espera al cuerpo…

Instintos, presentimientos y nada es concreto
Me sirven las palabras para describir esta visión
Cuando más pido repuestas
Más atónita me quedo

Y el fuego se consume, se lleva la vida
Se convierte en humo, en aire
Con frases indescifrables
Con pacientes ilusiones.



M.M.



Entrevista autorizada y anacrónica.

_:………….
_No, nunca me habían preguntado sobre eso. En parte, qué gracioso. Vos sabes, bueno, ya todos saben: mi hermano leía y yo pintaba, él escribía y yo leía poemas truculentos. Eran los entretenimientos que teníamos entonces, no había mucho y había todo.
-:……
_ Cuando dejó la pensión, limpiamos y sacamos para tirar mucho papelerío y allí encontramos la noticia. Primero la leí yo, la retuve. Admiraba a Delmira. Su pasión, esos poemas cargados de un erotismo inusual en una mujer.
No pongas esa cara, a las chicas de entonces, es más, aún a las de hoy, deben excitarlas (prende otro cigarrillo). Julio andaba con su paso largo cargando paquetes, tirando, quería irse lo antes posible….fumábamos a la par, eso sí.
_:……
_No, no vos ahí te equivocás, él recién había publicado un cuento… ¿estás grabando en ese aparatito?
_:…..
_La noticia era vieja, por supuesto, del año en que Julio había nacido y con foto. Qué horror !!! Entonces se lo alcancé y quedamos anonadados, por distintos motivos. Su mente no paraba nunca…
-:…
_Más allá de verla a ella tirada en esa posición y a él, a Reyes, al lado. Ni en un radioteatro habrían contado eso. Pero él, mi hermano, estaba en otra parte, en otro cielo.
_:….
_:…Seguro, elucubraba…se fijaba en las palabras. “Mundos preñados de otredad, que amenazan constantemente con enajenarse. La alteración de lo habitual y reconocible provoca quiebras…puntos de fuga por los que ingresa la sospecha de que existe otro orden camuflado”
_:…
_ Imaginate, está loco, pensé…pero empecé a conocerlo. Él se fijo en la hermana de Reyes, Alina, y le puso la vida de su mujer. No, de la mujer de Reyes de Delmira, la Nena.….porque a ella, a mí, a la Lejana…sí, siempre lo escuchaba, lo he admirado….pero mucho tiempo después concretó la historia. Julio se fue, la lejana, Alina Reyes, nació después. El la unió con Delmira. Ambos la admirábamos. Los hermanos solemos tener los gustos muy parecidos. No creo que sea genético….

*** *** ***
_ No quiero ensuciar_ dijo. _Prendé un segundito, el grabador, sí. Mirá, creo que era esquizofrénica, sí, sí, ponelo….
¿El cenicero? Alcanzámelo.

Ofelia apaga el último cigarrillo y me tiende el paquete arrugado.
_Gracias.

****


s. r.


*****************************************************************************

"...una niña descubrió de pronto que estaba viva.


El asombro del mundo le abrió los ojos y partió a la aventura".


E. Galeano (Memorias del Fuego)

martes, 23 de noviembre de 2010

Tatuaje en el Agua



Poema

Dispongo de un tiempo íntimo
Que utilizo
Para extenderme a la juventud.

Encuentro
Mi banco de arena
Mi isla
Mi río

Me acomodo bajo un sauce
Dejo que el río pase, apurado
Que el sol recorra mi espacio
Degradando calor.
Pasa una noche extrapolando el día
Un diálogo demorado con amigos.

La paz de ese escenario
Tiene música de fondo.
Aunque no encuentro la melodía
Puedo escuchar
Mi vivir

Como punto de referencia…
COSMOS

En este mundo
Observo un reino sin horizontes.
Por doquier
Concavidad y convexidad de cielos;
Innumerables círculos animados,
Con cabeza blanca, mirar brillante
Piernas de bronce, forjado recientemente.
Flores nacidas del miedo
Viento sulfúrico
Agua disolviendo todo,
Cálices llorando desnudeces
Viento repitiendo furia…
…Enciontrarán un espejo
Reflejando dolor
De acintados pétalos
Que han terminado.



Sos vos y yo
Yo navegué por el lado de vos
Y el río ve el amor que está en la arena
Y pasa, lo proyecta

y sueña.

*****************************************************
Raúl Bartolomé
(1936-2009)

Nació en Ramallo, Pcia. de Bs.As., Argentina
Estudió en la Universidad Nacional del Litoral, Facultad de Ciencias Médicas, Farmacia y Ramos Menores, obteniendo el título en 1961; se radicó en los Quirquinchos, provincia de Santa Fe.
Acudió desde 1989 al Taller Literario Nuestro Laberinto que funcionó en la Biblioteca Manuel Belgrano de la localidad, coordinado por Susana Rozas hasta 2004.
En Rosario participó en el Taller de Concepción Bertone.
Ha publicado poemas en revistas literarias de la región.
“Tatuaje en el agua” esta compilado con sus trabajos inéditos.

El libro será presentado por su familia el domingo 28 de noviembre a las 19.30 hs. en Los Quirquinchos.

Elegimos este espacio para recordar a Raúl, el espacio poético, el espacio que encontró para decirse y decirnos, para volcar su interioridad, su rica sensibilidad.
Agradecemos la ventura de estar atravesando estos renglones, que obsequiamos a su memoria.
Norma Iribas






Seguidores